COVID-19 Aviso: Block O’Toole & Murphy ha vuelto a operar en persona de acuerdo con las regulaciones de seguridad presentadas por funcionarios de salud del estado de Nueva York y del CDC. Nuestros abogados continúan proporcionando representación legal de calidad y están disponibles para discutir su caso en persona, por teléfono, correo electrónico, o video. Lea más de nuestros socios.

Cerrar Menú X

  1. Home
  2.  » 
  3. Español
  4.  » Trabajadores de la Construcción Indocumentados: Derechos Legales

Derechos Legales de Trabajadores de Construcción Indocumentados

Según un informe de 2020 del Centro para el Progreso Americano, actualmente hay más de 7 millones de inmigrantes indocumentados trabajando en los Estados Unidos. De estos trabajadores, más de 1.4 millones trabajan en la industria de construcción, que compone el 13 por ciento de todos los trabajadores de la construcción en el país.

Cuando un trabajador indocumentado de la construcción es herido en un accidente relacionado con el trabajo, la situación puede ser muy alarmante. Además de ocuparse de una lesión potencialmente grave y los costos relacionados, la cuestión se agrava si el empleador amenaza con usar el estatus de indocumentado de su trabajador en contra de ellos. Un trabajador indocumentado puede temer la posibilidad de deportación o incluso cargos criminales si trata de presentar una reclamación contra su empleador.

Es importante que los inmigrantes indocumentados sepan que tienen derechos legales bajo las leyes federales y estatales. Los trabajadores indocumentados tienen derecho a recuperar la compensación en una demanda por lesiones personales. Además, ciertas leyes protegen a los trabajadores indocumentados al prohibir la discriminación contra cualquier trabajador, independientemente de su situación migratoria. Al comprender las formas en que están protegidos por la ley, los trabajadores indocumentados pueden evitar que se les aproveche.

Leyes Federales Que Protegen a los Trabajadores Indocumentados

El término “inmigrante indocumentado” puede referirse a una persona que ha entrado ilegalmente en los Estados Unidos. Los medios ilegales de entrada incluyen entrar en cualquier momento o lugar no designado por los oficiales de inmigración, evitar el examen por los oficiales de inspección, o intentar entrar en el país a través de la ocultación deliberada de un hecho material como mentir en una solicitud de visa o comprar documentos falsos.

Un inmigrante indocumentado también puede ser una persona que entró legalmente en los EE.UU., pero desde entonces ha perdido su estatus legal. Por ejemplo, una persona que entró legalmente, pero permaneció en el país más allá del límite de tiempo que se le dio originalmente. Una vez que una persona permanece más allá de su límite de tiempo inicial, su presencia en los Estados Unidos se vuelve ilegal. Los inmigrantes indocumentados se han sentido comprensiblemente sometidos a prejuicios injustos y a etiquetas desleales.

A pesar de su estatus migratorio, los indocumentados todavía reciben derechos laborales bajo la ley federal de los EE.UU.

La Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) ayuda a los trabajadores indocumentados al prohibir lo siguiente:

  • Discriminación por condición de ciudadanía en la contratación, despido o reclutamiento o remisión por una cuota
  • Discriminación por origen nacional en la contratación, despido o reclutamiento o remisión por una cuota
  • Prácticas de documentación injusta en la verificación de elegibilidad para el empleo (formulario I-9) y proceso de verificación electrónica
  • Represalias o intimidación

La discriminación en el estatus ciudadanía ocurre cuando los empleadores tratan a los empleados de manera diferente en la contratación, despido, reclutamiento o remisión por una cuota basada en el estatus de ciudadanía del empleado. La discriminación por origen nacional es una forma similar de discriminación en la que un empleador trata a un empleado de manera diferente basada en el origen nacional real o aparente de la persona. La protección contra las prácticas de documentos injustas significa que se prohíbe a los empleadores exigir más o diferentes documentos de los necesarios, solicitar documentos específicos, o rechazar documentos razonablemente auténticos debido al estatus migratorio de un trabajador. La protección contra represalias o intimidación significa que un empleador no puede intimidar, amenazar, coaccionar, o tomar represalias contra los trabajadores por ejercer sus derechos. Por ejemplo, un empleador no puede amenazar o causar un evento migratorio adverso, como llamar a ICE, a un empleado que está involucrado en una actividad laboral, como unirse a un sindicato.

En general, las leyes federales contra la discriminación otorgan derechos a todos los trabajadores, independientemente de su condición de ciudadanía. Otras leyes federales que prohíben la discriminación contra los trabajadores, incluidos los indocumentados, incluyen las siguientes:

Ley de Derechos Civiles de 1964
El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación en el empleo por motivos de raza, color, religión, género, embarazo, o de origen nacional. La disposición se aplica a los empleadores con 15 o más empleados.

Ley de Igualdad en las Remuneraciones de 1963 (EPA)
La Ley de Igualdad en las Remuneraciones es una ley federal contra la discriminación que aborda las diferencias salariales basadas en el género, por lo que es ilegal pagar a hombres y mujeres que trabajan en el mismo lugar salarios diferentes por un trabajo similar.

Ley Contra la Discriminación por Edad en el Empleo de 1967 (ADEA)
La ADEA prohíbe la discriminación en el empleo contra personas mayores de 40 años.

Ley para Estadounidenses con Discapacidades de 1990 (ADA)
El Título I de la ADA prohíbe la discriminación en el empleo contra personas con discapacidades.

Los trabajadores indocumentados también deben ser conscientes de que tienen derecho a formar y participar en sindicatos, lo cual es particularmente útil en la industria de la construcción, donde los trabajadores pueden enfrentar entornos de trabajo peligrosos. La Ley Nacional de Relaciones del Trabajo (National Labor Relations Act; NLRA) permite a los trabajadores que no son empleados del gobierno organizar un sindicato, elegir un sindicato, y negociar colectivamente con los empleadores. Los trabajadores indocumentados también pueden participar en actividades concertadas para mejorar sus condiciones de trabajo. Las actividades concertadas, como hablar con otros empleados sobre salarios o hacer circular una petición, no pueden usarse como una razón para que un empleador desate o discipline a un empleado.

Los Derechos de Trabajadores Indocumentados en el Estado de Nueva York

Ciertos derechos otorgados a los trabajadores indocumentados varían según el estado. Afortunadamente, muchos estados reconocen que los inmigrantes indocumentados que trabajan duro en sus trabajos todos los días merecen los mismos derechos que otros.

Derecho a la Compensación de los Trabajadores

En Nueva York, tanto los trabajadores documentados como los indocumentados pueden recibir atención médica y compensación a los trabajadores si resultan heridos en un accidente laboral. Esta ley no solo permite que los trabajadores indocumentados reciban apoyo, sino que también impide que los empleadores contraten a trabajadores indocumentados para evitar pagar el seguro de compensación de los trabajadores.

La compensación laboral cubre lo siguiente:

  • Atención médica relacionada con la lesión del trabajador
  • Prestaciones en efectivo de dos tercios del salario semanal del trabajador, hasta un máximo
  • Gastos de viaje a y desde citas médicas

Las siguientes personas son elegibles para presentar una reclamación de compensación a los trabajadores de Nueva York:

  • Todos los empleados de empresas lucrativas
  • La mayoría de los empleados de empresas no lucrativas
  • Los empleados que trabajan en el estado de Nueva York
  • Los empleados no necesitan ser residentes de Nueva York

Si un trabajador se lesiona en el trabajo, su primera preocupación debe ser buscar atención médica para sus lesiones. A continuación, deben notificar a sus supervisores sobre el daño y explicar lo que sucedió. Cuando su lesión es registrada, el trabajador debe presentar un formulario C-3 ante la Junta de Compensación de Trabajadores, que puede hacerse en línea. El proceso puede ser complejo, así que puede ser una buena idea buscar la ayuda de un abogado que pueda servir como guía legal.

Derecho a Presentar una Demanda por Lesiones Personales

Además de la compensación laboral, los trabajadores indocumentados tienen derecho a presentar una demanda por lesiones personales a pesar de no estar legalmente autorizados a trabajar en los Estados Unidos. En una apelación conjunta de 2006 de Balbuena contra IDR Realty LLC y Majlinger contra Cassino Contracting Corp., el Tribunal de Apelaciones de Nueva York tuvo que determinar si un trabajador indocumentado lesionado en un lugar de trabajo debido a violaciones de la Ley Laboral podía recuperar la indemnización a pesar de su estatus migratorio.

Al final, la Corte dictaminó que la Ley de Reforma y Control de Inmigración (Immigration Reform and Control Act, IRCA) no prejuzga la ley estatal de Nueva York. La decisión señaló que la Ley Laboral de NY, específicamente los artículos 240 y 241, “deja en claro la intención de la Legislatura de lograr el propósito de proteger a los trabajadores mediante la colocación de la ‘responsabilidad final’ de las prácticas de seguridad en los trabajos de construcción de edificios donde esta responsabilidad realmente pertenece, en el propietario y el contratista general.” Es decir, la Ley Laboral de Nueva York está en vigor para proteger a todos los trabajadores, independientemente de su estatus migratorio.

Es importante señalar que esta decisión no se aplica a todos los casos. En un caso en el que un empleado indocumentado presentó documentos falsos al solicitar el trabajo y su empleador verificó suficientemente los documentos y encontró que eran razonablemente genuinos, entonces el empleado podría no ser capaz de recuperar la compensación si está lesionado en el trabajo. Esto solo se aplica a los casos en los que el empleador desconocía el estatus de indocumentado de su empleado. Si el empleador sabía o debería haber sabido que el trabajador estaba indocumentado, entonces el trabajador no está excluido de recuperar los daños por una lesión en el lugar de trabajo.

Abogados de Lesiones Personales Que Ayudarán a Trabajadores Indocumentados

Descifrar los derechos de los trabajadores indocumentados puede ser un proceso complicado e intimidante para aquellos que no están familiarizados con la ley estadounidense. Los trabajadores indocumentados que han sufrido una lesión como resultado de la negligencia de otra parte tienen derecho legal a recibir compensación por sus daños. Independientemente de su estatus migratorio. Cualquier trabajador que haya sido lesionado puede buscar la ayuda de un abogado calificado con experiencia en el manejo de demandas por lesiones personales.

Los abogados de accidentes de construcción de Block O’Toole & Murphy están dedicados a ayudar a los trabajadores lesionados a obtener justicia, ya sea que el trabajador esté documentado o no. Reconocen el hecho de que todos los trabajadores tienen derechos y lucharán en nombre de sus clientes para proteger estos derechos.

Resultados de casos para clientes indocumentados incluyen:

  • $5,885,000 veredicto de jurado en un caso de Queens para un trabajador indocumentado, no sindical que sufrió lesiones graves en una caída en sitio de construcción
  • $2,250,000 acuerdo en un caso de la Ley Laboral 240 para un trabajador indocumentado que sufrió lesiones en la espalda cuando cayó a través del suelo de un sitio de trabajo
  • $1,750,000 acuerdo para un obrero indocumentado de Ecuador que sufrió lesiones en la espalda después de caer desde una escalera inestable puesta sobre un andamio
  • $1,350,000 recuperación para un trabajador indocumentado de México que sufrió amputaciones de los dedos cuando su mano fue aplastado en un sitio de construcción

Para discutir su caso con uno de nuestros abogados, por favor llame al 212-736-5300 o contáctenos en línea.

*Resultados previos no garantizan resultados similares.

Se Habla Español | Мы Говорим по-Русски | Mowimy po Polsku